DEVOCIONAL

BUSCANDO LA RECOMPENSA QUE VIENE DE DIOS

LECTURA DIARIA 08 DE AGOSTO

Mateo 6:1-4

1 Guardaos de hacer vuestra justicia delante de los hombres, para ser vistos de ellos; de otra manera no tendréis recompensa de vuestro Padre que está en los cielos.
2 Cuando, pues, des limosna, no hagas tocar trompeta delante de ti, como hacen los hipócritas en las sinagogas y en las calles, para ser alabados por los hombres; de cierto os digo que ya tienen su recompensa. 3 Mas cuando tú des limosna, no sepa tu izquierda lo que hace tu derecha, 4 para que sea tu limosna en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público.

REFLEXIÓN:

Hay veces que una buena acción puede llegar a convertirse en algo malo, cuando la hacemos para nuestra propia gloria, para que las personas que nos rodean vean lo bueno que somos.
No podemos permitir que algo que es bueno se convierta en algo desagradable ante Dios, y todo se trata de la motivación del corazón, pues si mi motivación es agradar a los hombres, recompensa de hombres recibiré, la cual será su corta y vana adulación, pero si hacemos las cosas para agradar a Dios, sin importar lo que los hombres digan, recompensa del mismo Dios vamos a recibir, pues nuestra intención es glorificarlo.
Así que, procuremos hacer el bien, no buscando gloria humana, y a veces para conseguirlo debemos hacerlo en secreto, pues Dios que ve en lo secreto nos dará su recompensa en publico.
 

¿Y DIOS QUE TE HABLO HOY?